Blogia
PSOEPULIANAS

Pulianeros en el mundo: La toma de posesión de Obama.

Pulianeros en el mundo: La toma de posesión de Obama.

Pulianeros en el mundo: La toma de posesión de Obama.

 

Hoy es un día grande, muy grande, hoy se inicia un periodo histórico que sin duda marcara el devenir de nuestro presente y nuestro futuro. Sin lugar a duda e independientemente del color, creencia, ideología la figura de Barak Obama atrae a todos y a todas.

 

La mañana es luminosa aunque el frío reinante congela los huesos. Yo no había visto mas gente junta en todos los días de mi vida. Por doquier proliferan las manifestaciones, los gestos, los símbolos, las pancartas haciendo referencia a este momento histórico, el celebre yes; we can, resuena por todos los rincones como esa melodía que se te graba en la primera hora de la mañana y no puedes dejar de repetirla durante todo el dia.

 

Hemos pasado cuatro controles policiales y todavía nos encontramos a dos kilómetros del capitolio, después de registrar nuestras bolsas, la policía nos recomiendan no seguir adelante ya que es casi imposible llegar a menos de setecientos metros del estrado, nos ofrecen la posibilidad de seguir el acto a través de las pantallas gigantes que hay colocadas en toda la avenida ajardinada que une el Capitolio con el monumento a Washington, pero decidimos consecuentes con nuestro espíritu aventurero seguir adelante.

 

Todavía nos esperaban dos controles mas antes de llegar a unos quinientos metros del estrado, mientras nos acercamos escuchamos los  acordes de my country entonados por la reina del soul Aretha Franklin. Estamos  justo donde comienza el enorme estanque cuadrangular que hay delante del capitolio, si ese, ese mismo, donde Forrest Gump se reencuentra con su Jeny, para nosotros todo un triunfo. ¡Vaya! nos hemos perdido el juramento de Biden el vicepresidente.  Nos colocamos, disponemos de nuestras cámaras fotográficas, nuestras mochilas, el bocadillo de tortilla de patatas preparado a nuestra izquierda, mientras hacemos esto un tipo trajeado comenta “veremos a ver si tantas expectativas que hemos puesto en este tío, no nos defrauda” Seguramente lleve razón, porque este carácter mesiánico que ha alcanzado  Obama en algún momento defraudara a mas de uno, pero de lo que no hay duda y eso es lo importante que ha hecho creer a muchos en que otra forma de hacer las cosas es posible, sin lugar a duda  es un tipo que ilusiona con su discurso, con su forma de actuar, con sus propuestas. Un tipo que representa el triunfo de la igualdad de todos y todas. Una persona donde el mundo entero pone su confianza, y esta es la grandeza del fenómeno Obama.

 

Desde la lejanía del estrado escuchamos una sinfonía compuesta por John Williams, compositor americano famoso por bandas sonoras como las de La guerra de las Galaxias, acaba la composición y se prepara Obama para hacer el juramento, a ver si es verdad lo de las treinta y nueve palabras, uy! Al principio se encasquilla un poco pero al final, si treinta y nueve palabras. La gente aplaude entusiasmada.

 

Comienza el discurso de Obama, mi ingles es muy básico pero me he procurado un traductor simultaneo el cual me va relatando  lo que Obama va diciendo en su discurso, conclusión, muchas referencias a la grandeza de América, la esperanza, la referencia a Dios, los fundadores de la patria Americana, sin duda me quedo con el la parte del discurso que hace referencia a la utilización de los recursos de forma sostenible para salir de estos momentos de crisis y para posibilitar el futuro de nuestro planeta. La referencia a la igualdad de los pueblos y de las personas, la capacidad de salir adelante con esfuerzo y trabajo de todos. Seguramente los medios de comunicación recogerán con más exactitud los diversos argumentos del discurso de Obama. Lo que más me impresiona es la cantidad de personas de todas las edades, jóvenes, mayores, de todas las etnias y razas que escuchan con los ojos encendidos y las manos entrelazadas el discurso de Obama. Momentos como este, hacen que creer, luchar y defender unos valores y una ideología política, merezcan la pena.

 

Acaba el discurso la gente irrumpe en aplausos mientras unas salvas de cañón suena a nuestras espaldas, la verdad es que es emocionante. Acaban los actos oficiales pero la gente se resiste a irse, una niña sostiene un globo con la imagen de Obama y juguetea corriendo alrededor de el, hoy es un día de fiesta, de alegría, de celebración, de ilusión, mañana, no lo sabemos, el tiempo y los hechos, nos lo dirán.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres